La «nueva normalidad», el nuevo modus operandi en nuestra sociedad y negocios. La pandemia del COVID-19 ha causado una crisis sin precedentes en prácticamente todos los sectores, es por ello que hemos preparado una serie de consejos y pasos que pueden ayudarte a organizar la vuelta a la «nueva normalidad».

QUE SIGNIFICA LA «NUEVA NORMALIDAD»

La nueva normalidad es un cambio de realidad, mentalidad y protocolos. El sector de la estética ha sufrido mucho después de la crisis económica y volverá a sufrir, pero debemos pensar positivamente en que un período de crisis es también una oportunidad.

REALIDAD

No queremos detenernos en lo que ya sabemos después de 2 meses con el sector parado. La realidad a la que nos enfrentamos es: distanciamiento social, pérdida de nivel adquisitivo y nuevas medidas de seguridad e higiene.

El distanciamiento social, en la estética, supone:

1 – Espaciar las citas para evitar contactos innecesarios entre clientas, posiblemente dejando unos 15 minutos entre cita y cita para evitar el contacto y darnos tiempo a retocar la sala en la que hemos trabajado. Estos 15/20 minutos supondrán unas cuantas citas menos al día.

2 – Evitar en lo posible que nuestros trabajadores se solapen para, una vez más, evitar contactos no necesarios. Menos horas productivas.

Pérdida de nivel adquisitivo:

1 – Un porcentaje de clientes habrán perdido su empleo o disminuido sus ingresos, nuestros servicios no son de primera necesidad, pero aún así son importantes para un gran porcentaje de los mismos. Te recomendamos que NO bajes los precios, tus gastos hoy son los mismos o incluso mayores. Intenta facilitar la financiación con bonos de menos sesiones y opta por ofertas en servicios con mayor margen de ganancia.

2 – Nosotros, autónomos y pequeños empresarios también hemos sufrido al no poder trabajar, si antes estábamos pensando en invertir en nueva aparatología, hoy nos lo pensaremos dos, tres o cuatro veces. Si tienes los medios para invertir ¡hazlo!, busca empresas de fabricación española como Láser Sapphire, que en momentos de crisis han dado la cara. En el caso de que la inversión supusiese un esfuerzo, busca alternativas como alquileres o explotación compartida.

Nuevos protocolos, te recomendamos que elabores nuevos protocolos tanto para tu trabajo como para tus clientes, infórmales sobre cómo serán las cosas al momento de abrir, por tu seguridad y la suya. Consulta fuentes oficiales como el Ministerio de Sanidad, las Mutuas profesionales o la OMS. Habla con tu servicio de riesgos laborales las veces que necesites.

1 – Protocolo «nueva normalidad» para clientes: elabora un listado con los pasos a seguir al acudir a tu centro de estética (lavarse las manos al entrar, mejor pago con tarjeta, sólo cita previa, mejor llamadas o whatrsapp para conocer o informarse sobre servicios, uso de mascarilla, toma de temperatura, etc). Colócalos en la puerta, compártelo en redes sociales, whatsapp y tu web.

2 – Protocolo para trabajadoras: Pasos a seguir cuando recibimos un cliente, cobramos, realizamos el servicio y la limpieza e higenización posterior. La elaboración de estas guías vendrá bien para tranquilizarnos y saber que no nos saltamos nada y qué lo estamos haciendo bien.

OPORUNIDAD:

Vamos a pensar en positivo y ver las oportunidades que esta «nueva normalidad» nos va a traer:

1 – Análisis de nuestros negocios, servicios, protocolos.  Antes de abrir tendremos tiempo para analizar nuestro centro con detenimiento. Te recomendamos listar tus servicios en cuanto a demanda, coste en tiempo y material y ganancia. Te ayudará a saber qué servicios son más rentables para ti. Prioriza servicios con mayor ganancia para horas de más demanda.

2 – Profesionalización, ante el incremento de riesgos para la salud que supone el COVID-19. Esperamos que muchos clientes valoren más los servicios en centros profesionales, optando a acudir a estos en lugar de cadenas low cost.

3 – Maximización de horas de trabajo: Muchos centros de estética y peluquerías cerraban lunes o martes como día de descanso. Evalúa si esto sigue siendo viable para ti, ahora con menos horas productivas puede que sea importante cambiar temporalmente nuestro horario de atención al cliente. Puedes aprovechas estos días para completar horas de trabajo o contratar servicios de explotación compartida como la depilación láser.

4 – Hazte amig@ de whatsapp y las redes sociales, son gratis y una buena forma de estar en contacto con tus clientes.

5 – Pregunta, infórmate, cuestiona, estudia y llama las veces que sea necesario a tus gestores, consultores, proveedores, asesores, colegas y profesionales del sector. Debemos apoyarnos y confiar en la red de trabajo que hemos construido estos años de trabajo.

Esperamos que encontréis este post útil y os deseamos una rápida y pronta vuelta a la «nueva normalidad»

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook e Instagram y te mantendremos siempre informado.

¿Ya te vas?

Conoce las ofertas de nuestra tienda online

Todo lo que tu negocio necesita.
VER AHORA
close-link
Abrir chat